copaalfaroUna pena, pero el Graccurris de Alfaro nos arrebató la Copa Federación de fútbol sala tras imponerse en la reñida final a nuestro equipo Villa de Murillo Embalajes Blanco (3-2). En un partido emocionante y de poder a poder, los riojabajeños lograron decidir por su máxima concentración y pequeños detalles. Ahora debemos recuperar las buenas sensaciones y centranos en el partido de vuelta de la fase de ascenso a Segunda B que disputarán el próximo fin de semana en Tolosa.

!Mucho ánimo!

Pueden leer la noticia completa en larioja.com